¿Cómo Trabajamos?

      Nuestro método de trabajo se basa fundamentalmente en el juego, porque sólo jugando el niño/a actúa sobre los objetos y actuando sobre ellos estructura el espacio y el tiempo, concibe la noción de causalidad y aparece la capacidad de representación lógica. Para pensar en una metodología de trabajo en el aula, con el grupo de niños,  tenemos que partir de saber cómo es el niño/a, cómo adquiere el conocimiento y en qué etapa está.

    Actividades que se desarrollan en los tres niveles de edad, cada una de ellas adaptadas a las características evolutivas de los diferentes grupos:

“Asamblea”: recurso metodológico diario que utilizamos como base para la relación afectiva y emocional en el grupo. Desarrolla capacidades expresivas y de comunicación. La puesta en práctica de esta actividad variará en función de la edad, siguiendo una rutina diaria consistente en: la recogida del material propuesto en la entrada y la llamada de atención para la reunión de todo el grupo (cada niño/a con su cojín) en la Zona destinada a la Asamblea. De esta manera, se va enriqueciendo verbalmente a medida que avanza el curso y la edad de los niños/as.



“Biblioteca”: creemos que a través de ella podemos transmitir el gusto por la lectura. Los libros ayudan a enriquecer su lenguaje, a desarrollar la imaginación, a respetar los cuentos, a escuchar… se desarrolla a través de actividades como narraciones, guiñol, teatro, servicio de préstamo de cuentos, etc.

Con esto pretendemos que los niños/as sean capaces de utilizar un nuevo modo de expresión y comunicación que les ayude a despertar la imaginación, creatividad y fantasía.






“Psicomotricidad”: es un instrumento de trabajo fundamental ya que posibilita el desarrollo de los niños/as de forma integral, armónica y equilibrada. Hay una relación indisoluble entre su motricidad, su afectividad y su estructura cognitiva, con la psicomotricidad se favorece la maduración del niño/a en su globalidad.




“Talleres”: entendemos los talleres como espacios de crecimiento que garantizan a los niños/as la posibilidad de hacer cosas, y al mismo tiempo, incitan a la reflexión sobre qué están haciendo. El taller es un lugar especializado y en el él se desarrollan actividades meditadas. En el taller es posible curiosear, probar y volver a probar, concentrarse, explorar, buscar soluciones… Es hacer por el placer de hacer. El taller ayuda a los niños/as a crecer dejándoles tiempo para crecer.

A través de los talleres conseguimos fomentar al desarrollo de la creatividad, habilidades, destrezas, hábitos y nuevos aprendizajes. Abarcan todos los ámbitos de experiencia, ayudando al conocimiento de técnicas y elementos, aprendizajes a través de hechos y experiencias y respeto e interés por las tareas y productos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada